Se produjo un error en este gadget.

lunes, 7 de marzo de 2011

Yo no te olvidaré



- «El Señor me abandonó, mi Señor se ha olvidado de mí».
- ¿Se olvida una madre de su criatura, no se compadece del hijo de sus entrañas? ¡Pero aunque ella se olvide, Yo no te olvidaré!

(Is 49, 14-15)

sábado, 5 de marzo de 2011

Por los inocentes no nacidos



Cuando reces el Santo Rosario, comienza de este modo:

Dios Padre Todopoderoso, bendito y alabado seas por siempre. 

Te ofrezco esta oración del Santo Rosario en nombre de tu Hijo y mi Señor Jesucristo. 

Te pido por todos los inocentes no nacidos cuyas madres consideran practicarse el terrible procedimiento del aborto. 

Envía tu Espíritu Santo y toca el corazón de estas mujeres y el de las personas que están cerca de ellas, para que sepan discernir el verdadero valor de la vida que tu nos regalas. 

Por los inocentes no nacidos que no lograrán sobrevivir a esta amenaza te pido, confiado en tu infinita paternidad, los acojas en tu seno. 

Y de las mujeres, madres de estas criaturas, que son llevadas a esta terrible circunstancia por la ignorancia, por la desesperación, por la enfermedad y por la falta de cristiano consejo, te digo así como lo hizo tu Hijo y nuestro Señor Jesucristo cuando le crucificaban: “Perdónales, porque no saben lo que hacen”. 

Yo sé bien que no soy digno de pedirte esto ni cosa alguna y sin embargo aquí estoy suplicándote por estas almas, porque con todo mi corazón confío en tu infinita Misericordia. 

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.