Se produjo un error en este gadget.

lunes, 21 de julio de 2008

Agradecimiento a Santa María Virgen


Gracias te doy,
Madre Inmaculada,
por haber aceptado humildemente,
como sierva de nuestro Padre Celestial,
su voluntad cuando te fue anunciada por el Ángel Gabriel,
permitiendo de este modo que Jesús Cristo,
por obra y gracia del Espíritu Santo,
se hiciera carne en ti, para traernos redención y salvación.

sábado, 5 de julio de 2008

Oración Diaria

Dios, tu eres mi luz, mi roca, mi hogar, mi fortaleza, mi refugio y mi esperanza. Eres todo para mí.

Te doy gracias por tu sacrificio, que es nuestra redención y salvación. Por la creación, por la vida, por la familia y los amigos, por los dones y el trabajo, por los alimentos, el vestido y la vivienda. Te doy gracias por todo, porque sé que todo proviene de ti.

Te pido perdón por mis debilidades y mis pecados, por mi lengua, mi temperamento y mi falta de paciencia. Por no dar todo el amor que puedo dar.

Señor ilumíname y dame fuerzas, para hacer tu voluntad y cumplir la misión que tu me asignes.

Señor mío y Dios mío, te ruego por todos los hambrientos y sedientos de este mundo, por todos aquellos que sufren persecución y prisión injustamente, por todos aquellos que lloran la pérdida de algún ser querido, por quienes han perdido alguna capacidad, por quienes han perdido la salud gravemente, por todos aquellos que debido al egoísmo del hombre han sido apartados, maltratados y desterrados. Señor te pido para que todos estos, tus pequeños, sean los primeros en recibir tu socorro, tu consuelo y tu misericordia.

Señor, se que es tu voluntad que seamos humildes, misericordiosos y desprendidos. Este es el ejemplo que nos diste por medio de tu hijo Jesucristo. Ayúdanos a ser como Él, a imitarle en sus virtudes y a seguir su camino para encontrarnos contigo. Somos tus siervos, conviértenos en tus instrumentos para llevar socorro y consuelo a aquellos que lo necesitan.

Señor ilumíname y dame fuerzas, para hacer tu voluntad y cumplir la misión que tu me asignes.

Señor te pido por todos aquellos que están distanciados por el orgullo, rodeados por murallas de soberbia, por aquellos hijos que no honran a sus padres y por aquellos padres que no abrazan a sus hijos, para que sus corazones se llenen de tu misericordia, para que descubran tu humildad, para que sean magnánimos y den el primer paso hacia la reconciliación y para que sean fuertes al dar y recibir perdón.

Señor te pido por todos aquellos que tienen duda o miedo en sus corazones, que no van a misa todos los domingos, que no se confiesan periódicamente y que no comulgan al menos una vez al año, para que se conviertan y sus corazones y sus mentes queden limpios de toda duda y soberbia y participen del sacramento de la reconciliación y de la eucaristía.

Señor te pido por todos aquellos que quieren una iglesia a su medida. Te pido por su conversión, para que te busquen, te encuentren, reconozcan, te conozcan y te amen. Para que abracen con fervor la fe de nuestra santa madre iglesia.

Señor te doy gracias por mis hijos, mis ahijados, mis sobrinos y por todos los niños y jóvenes del mundo, para que todos ellos crezcan como buenos cristianos y fuertes de espíritu. Para que permanezcan en tu rebaño, para que caminen siempre por el camino del bueno, para que rechacen todas las tentaciones y superen con éxito las amenazas de este mundo. Para que sean hombres y mujeres de bien, dedicados a ti Señor, a nuestra iglesia, a la comunidad y a la familia. Para que reciban y agradezcan los dones que tu nos das y los aprovechen para el desarrollo de sus talentos y potencialidades y den buen fruto agradable a ti Señor.

Señor te pido por las vocaciones sacerdotales y las vocaciones religiosas, consagradas a nuestra santa madre iglesia, para que nazcan, crezcan y perseveren. Te pido por las oraciones, intenciones y obras de todas las asociaciones católicas. También te pido por el Papa y sus intenciones, por todos los Obispos distribuidos en el mundo, por el clero en Venezuela y por el presbítero de mi parroquia, para que todos ellos sean personas santas y perseveren en la Fe.

Señor te pido por todos los gobernantes del mundo, muy particularmente por el presidente de mi país y por su equipo de gobierno, a quienes he adoptado en mis oraciones. Te pido por la conversión de todos estos gobernantes, para que te busquen, te encuentren, te reconozcan, te conozcan y te amen. Para que abracen con fervor la fe de nuestra santa madre iglesia. Para que respeten la dignidad de los pueblos que los han elegido. Para que entiendan que ser gobernante no es ser dueño, sino administrador que debe responder al único dueño de toda la creación, que eres tu Padre Celestial, Dios Nuestro.

Señor te pido para que cada día seamos más y mejores cristianos, y para que perseveremos en nuestra vocación de santidad.

Señor lleva todas las almas al cielo, especialmente las más necesitadas de tu misericordia; es decir, aquellas almas que ya pagan sus culpas en el purgatorio.

Señor, yo sé que aún no soy digno de ti, ni de tu sacrificio, que es nuestra redención y salvación, pero también sé que solo tú me ayudas a perseverar para mantenerme y continuar en este camino que con tu gracia he elegido libremente y que con tu favor debe conducirme hasta ti, hasta que llegue ese día y ese momento en el que pueda contemplar, por primera vez y para siempre, la luz de tu rostro. Así lo creo y así lo espero. Dame luz y fuerzas. Para hacer tu voluntad y cumplir la misión que tu me asignes. Te lo pido por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.